Entradas etiquetadas con ‘Espíritu’

mar01dic

La Ouija de Thau

Escrito en Ocultismo, Ouija

La Ouija de Thau es una tabla para hacer contacto con los espíritus, puede ser de madera o de algún material consistente, su método de empleo sirve como ya decía antes para establecer una comunicación con los espíritus, en un cuarto a media luz y alrededor de una mesa redonda, de preferencia de tres patas, se ubicaran las personas que quieran hacer contacto, luego la médium que es el nombre que recibe el o la encargada de llamarlo se concentrara y con los ojos cerrados lo tratara de invocar para que responda lo que se le quiere preguntar, si todo resulta bien el espíritu deseado vendrá y responderá por medio de la tabla de ouija las preguntas que cada uno le haga, responderá moviendo algún objeto que este sobre la tabla como por ejemplo un vaso boca abajo o un lápiz, como todas las demás cosas esto también tiene complicaciones, una de ellas puede ser que el espíritu invocado posteriormente hechas las preguntas no se quiera ir, y se queda con su presencia en el lugar donde se llamo, o algo mucho mas grave aun seria el que espíritu que venga no sea el que nosotros llamamos y sea otro, cuando esto pasa generalmente es algún demonio menor el que aparece y para lograr que se vaya cuesta mucho más, lo mas recomendable en estos casos es llevar a un cura al lugar en que este habita para de esta manera posterior a una bendición el demonio o espíritu equivocado se vaya.

dom29nov

El espíritu

Escrito en Espíritu, Metafísica, Ocultismo

El espíritu eres tú, es tu verdadera presencia, es tu verdadero ser, tu cuerpo es solo un envase material para vivir en el mundo físico, el espíritu es eterno, no muere nunca, siempre esta evolucionando para mejores etapas y mas cercanas a Dios, tu espíritu es tu verdadero ser funciona como energía para mover tu cuerpo físico. Para comenzar a entender la magia, para así poder usarla, es necesario ir creciendo espiritualmente, crecer espiritualmente no es algo que lleve poco tiempo, al contrario, para poder tener una base espiritual a la cual recurrir cada momento, se llevan al menos 8 años, para ir logrando el crecimiento espiritual se debe ir meditando el mayor tiempo posible, ojalá todos los días, se dice que la mejor hora para meditar son las doce del día, también puede ser en la noche, la meditación consiste en relajar todos los músculos del cuerpo, estar acostado o sentado en un sillón cómodo, con los ojos cerrados, debes eliminar cada pensamiento que entre a la cabeza, tienes que dejar que tu mente vuele libremente, esto al principio cuesta, ya que lo normal es pensar muchas cosas mientras meditas, pero pasando un lapso de tiempo, variable para todos, tu mente ya podrá volar tranquila sin que ningún pensamiento se interponga en ella, es ahí cuando empezarás a crecer como persona, veras todo de una manera diferente, con el pasar del tiempo se te creará una especie de base espiritual en tu interior, a la cual podrás recurrir en cualquier momento de apuro, esta base mostrará como tu realmente eres, al ir creciendo espiritualmente como decía, veras cosas que antes no veías, como por ejemplo el mal que algunas personas que te rodean diariamente te hacen, ahora no te afectan, ya que tu ingenuidad actúa como una poderosa barrera contra todo el daño que te hacen, pero mientras vayas avanzando, la protección que te daba tu propia ingenuidad ira desapareciendo, por lo que ese daño afectara tu karma, ahí es cuando necesitaras algunos medios de protección, pero cuando pases ese periodo con el transcurso de los años, te darás cuenta que nada, pero nada puede dañar tu verdadero ser, te harás inmune a todas las influencias que ejercen ahora sobre ti, sabrás que nada de lo que los demás hagan, podrán afectar tu espíritu, ya que este es solo tuyo, es único, por lo que nada lo cambiará o dañará.

mar24nov

¿Qué es un viaje astral?

Escrito en Viaje astral

El viaje astral como su nombre lo indica es un viaje que realiza el alma, no viaja el cuerpo, solo lo hace el espíritu, este tipo de viajes se ha realizado desde en principio de los tiempos, desde antes del nacimiento de Cristo ya era habituales, los viajes astrales eras muy usados por las antiguas civilizaciones para tratar de predecir el futuro, como por ejemplo en la civilización inca era lo mas común que se realizara este tipo de viaje, generalmente los encargados de realizarlos eran sacerdotes ya que eran ellos los que se dedicaban a practicarlos y por ende a adivinar el futuro. Estos viajes astrales consisten como ya decía antes de lograr el desprendimiento del alma con el cuerpo, logrando de esta manera poder viajar a cualquier parte donde nosotros queramos, como todas las cosas esto no es tan sencillo como parece, al contrario, puede ser muy peligroso, si algo malo llegara a pasar podríamos perder nuestro cuerpo y quedar vagando sin un cuerpo propio, en el momento en que nuestra alma deja nuestro cuerpo para empezar a viajar se crea una especie de cuerda que une nuestro cuerpo con nuestra alma, esta se llama cuerda plateada, es la encargada de hacer que nuestra alma no se vaya a algún rumbo del cual no pueda volver, en la figura a continuación quedara algo mas claro.

Hay muchas formas para tratar de desdoblarse, todas coinciden en los mismo o tienen mucho que ver, como por ejemplo las mas comunes consisten en imaginarse que nos elevamos dejando nuestro cuerpo atrás, tratar de levantarse estando acostado y sin siquiera hacer un movimientos, imaginar que vamos subiendo una escalera y nos dirigimos hacia una luz en el techo, etc., cualquier cosa que sirva para visualizarnos saliendo de nuestro cuerpo sirve, también es muy recomendable hacerlo en la noche tirado sobre alguna superficie lisa como por ejemplo la cama y con la luz apagada, ahí se concentrara uno en el punto medio de su frente y esperara a que su cuerpo físico se duerma, cuando esto este hecho se procederá a tratar de elevarse fuera de nosotros mismos, otra forma es haciéndolo con un poco de ayuda, también con la luz apagada se dirán las palabras “OM, Yo llamo, yo invoco, al maestro Tahuil, y a los adeptos de la orden de los Epoptae, para que me saquen del cuerpo físico y me despierten en el astral “.