dom13dic

Significados astrológicos de la Casa IV

Escrito en astrologia, clasificacion

La Casa IV tiene una relación simbólica con el signo zodiacal de Cáncer. En el escenario de los acontecimientos mundanos es una especie de alfa omega de la vida, pues esta área del cielo personal representa el lugar donde se nace, el origen, la cuna y al mismo tiempo nos habla de la vejez del individuo, del último periodo de la vida y de la tumba.

Esta Casa es una zona de agua-cardinal donde se expresan los primeros afectos, las primeras sensaciones de placer y de abandono, las cargas afectivas recibidas en la niñez. Este es un lugar receptivo-sentimental, que marca la estructura emocional de la persona y deja una huella profunda en las diferentes formas de manifestar los instintos biológicos, lo inconsciente, el tipo de comportamiento impersonal situado por encima de lo individual.

En esta zona del cielo personal se puede ver el tipo de padres o cuidadores, aquellos quienes estuvieron a nuestro lado, en los primeros cuatro años de vida, los que nos cargaron afectivamente y nos alimentaron, unas veces es la madre y otras puede ser el padre u otras personas. Aquí está la persona que nos marcó un patrón de conducta que luego trataremos de imponer. En este lugar se ve la manera en la que fuimos tratados durante la niñez y el entorno que nos rodeaba; el arquetipo familiar, la imagen de los ancestros, configurada anteriormente a toda experiencia; lo que el niño tiene en si, que evoca la presencia de la pareja generadora.

Esta Casa se relaciona con el lugar donde se nace y en el que habitualmente se reside, las relaciones con el ámbito hogareño, nuestra posición como miembro de la familia y la actitud respecto a los progenitores.

La Casa IV se tiene que ver con los bienes raíces, las propiedades inmobiliarias, el patrimonio, la vivienda y, por reflejo, con el negocio familiar. Este lugar del tema natal crea un patrón o un modelo de hogar que el sujeto tratará de imitar, por ello aquí se puede ver el tipo de casa o de vivienda hacia la cual se tenderá y en especial la cocina. Los planetas aquí situados o los regentes de los signos nos hablarán de las preferencias a la hora de elegir lugar donde vivir.

Palabras clave de la Casa IV:

  • LA CASA, EL HOGAR Las cosas domésticas
  • LA FAMILIA bienes de los hermanos
  • LOS BIENES INMUEBLES, LA TIERRA La cocina
  • EL NEGOCIO FAMILIAR O PERSONAL el suegro
  • LA TERCERA EDAD posición social del cónyuge
  • EL PATRIMONIO tumba
  • EL INSTINTO DE PROCREACIÓN a vocación

Leo o el Sol en Casa IV

El miembro de la familia que más posibilidades tendrá para realizar una carrera o tener una preparación. En algunos casos señala la posibilidad de continuar con la profesión o el negocio que ejercía el padre o la madre. Pueden llegan a ser el miembro más sobresaliente de la familia, o una fuerte relación o dependencia de la familia. o tienen un maestro que los dejará muy marcados. Para las mujeres esta posición suele indicar que tratarán de emanciparse con cierta prontitud, e intentarán conquistar una posición social independiente. Se augura un mayor éxito social, reconocimiento o fama, en el último periodo de la vida. Su vivienda ideal deberá tener muchos ventanales, pocos tabiques y espacios amplios. Además tenderá a elegir lugares luminosos y soleados.

Luna o Cáncer en Casa IV

La madre suele jugar un papel muy importante y determinará muchos de sus viajes o cambios de residencia. Nunca están totalmente a gusto en la casa que habitan, por más lujosa o decorada que consigan hacerla. Quizás por esta insatisfacción o deseo de creación o cambio de casa, es normal que a lo largo de su vida cambien de residencia en más de una ocasión. La Luna en este lugar augura un aumento importante de la popularidad en el último tercio de la vida, que es cuando ocurren sucesos de los más interesantes o populares de la vida. A la hora de elegir vivienda tienden a lugares donde habiten otras familias, si es en una ciudad prefieren las plazas a las calles, los pisos bajos, donde se pueda ver y controlar a los niños. Cocina con mucha luz.

Mercurio o Géminis -Virgo en Casa IV

Casi siempre aparece una relación especial con uno o varios hermanos. Son personas que mantienen la actividad intelectual hasta el final de la vida y augura éxito en los negocios o por sus ideas o por escritos en el último tercio de la vida. En ese periodo es cuando hacen sus mejores transacciones y salen más beneficiados. Es una posición favorable de Mercurio para los maestros, instructores o institutrices, profesores, etc. El patrimonio se consolida de manera tardía, después de varios cambios de residencia. Para algunos ese cambio implica pasar a vivir en otra ciudad o en otro país, para otros solo se estabiliza después de solventar problemas de herencia con algún hermano. La casa ideal ha de ser pequeña y bien organizada. Libros en la cocina.

Venus o Tauro Libra en Casa IV

Es señal de un cierto grado de comodidad y prosperidad que se apreciará sobre todo en el último tercio de la vida. Casa o pisos que se obtienen a través de la familia. Relaciones cómodas con los padres, una especie de libertad en los años tempranos, ser el hijo elegido, peor educado o menos domado de la familia. Suerte para encontrar alojamiento, hallar un buen local para su negocio o tener una casa bonita y muy decorada con objetos ornamentales de buen gusto. Buena relación sentimental al final de la vida, después de haber vivido una o más frustraciones amorosas en edades anteriores. Cocina con plantas.

Marte o Aries en Casa IV

En unos casos significa riesgo de accidentes en el hogar, como la experiencia de vivir un incendio o la destrucción parcial de la vivienda de la que son propietarios, en otras indica una familia muy agitada, con muchos cambios de residencia, padre médico, militar o policía. En otro sentido, Marte en esta Casa indica que el último periodo de la vida suele ser muy agitado, con más actividad sexual de la esperada y en plena actividad y con mucho ajetreo. Si pueden tienden a vivir o tener una vivienda con una esquina pronunciada, no soportan vivir en una casa que esté en un solo plano, necesitan más amplitud de vistas.

Júpiter o Sagitario en Casa IV

Su hogar suele ser un lugar próspero donde se come y se descansa bien. Es señal de un buen patrimonio que en la mayoría de los casos se cumple, bienes procedentes de la familia, ganancias por herencias o bienes raíces. Los padres les dejan un patrimonio importante, pisos casa o tierras, aunque ellos consideran esto como normal y no le conceden mayor importancia. La última parte de la vida suele ser muy agradable, tranquila y con bastantes comodidades. Es en ese tiempo cuando suelen realizar sus mejores viajes. Si pueden tenderán a habitar en una casa de grandes dimensiones, con mucha madera y de color azul, con más tamaño del estrictamente necesario o por encima de sus posibilidades reales.

Saturno o Capricornio en Casa IV

Vida emocional enturbiada por algún acontecimiento penoso o desagradable en vida hogareña. El padre deja una importante marca que luego supondrá un ánimo pesimista. A veces son mujeres que tienen que llevar todas las responsabilidades del hogar y su marido es un lastre. En general indica incomprensiones o frialdad en la vida íntima. Augura un final de la vida un tanto solitario, muchos de ellos viven sin compañía, retirados. Si pueden elegir vivienda a vivir en una casa elevada, en un piso alto, en un ático o a tener desniveles dentro del hogar, escalones, altibajos o similar. El banco de la cocina de piedra oscura.

Urano o Acuario en Casa IV

Urano puede afectar a las relaciones con el padre, unas veces por dificultades y otras simplemente por que el padre es una persona rara o distante. Se observa alguna anomalía en este sentido. Muchas veces señala una pérdida temprana del padre, otras un padre que en realidad no lo es o una relación muy distante con el padre, una especie de incomprensión crónica con él. Inclina a residir en una casa que tenga grandes espacios libres, para encontrase a gusto necesitan una vivienda espaciosa o con terrazas. Si no lo consigue, en su hogar se respirará un ambiente poco tranquilo, con inquietudes domésticas y deseos de alejarse de casa. Tercera edad original e independiente.

Neptuno o Piscis en Casa IV

Puede haber un patrimonio familiar importante y también situaciones complicadas o confusas con algún familiar o con hermanos a causa de los bienes raíces de la familia o del negocio familiar. Hogares encantadores pero muchas veces utópicos, fantásticos o llenos de tules, cortinas, velos, o parabanes que dejen zonas encubiertas. Algunos tienen una barbacoa o una cocina tan bonita, sugestiva y maravillosa que es de mentiras, pues nunca la usan. Si pueden, intentarán que desde sus casas se vea el mar, el río o algún paraje en el que puedan dejarse perder la vista. La cocina la prefieren que esté mirando hacia el interior de la vivienda, al patio de luces desde donde pueda ver u oír a los vecinos. Tercera edad en residencia.

Plutón o Escorpio en Casa IV

Venta en momentos de necesidad de bienes inmuebles casas, o tierras que anteriormente pertenecieron a la familia. Siempre queda en el recuerdo una cierta insatisfacción o una añoranza del lugar de la niñez. Aislamiento en la familia o vida hogareña aislada o solitaria. Falta de afecto familiar, vacío, carencia en este sector de la vida. Para muchos en su casa estuvo su infierno. La tercera edad suele cobrar una especial importancia en estas personas, pues es entonces cuando sus ambiciones de poder pueden llegar a realizarse. Por otro lado sus pulsiones eróticas y las expresiones de este tipo se mantienen verdes hasta edades muy avanzadas. Su verdadero hogar es el cuarto de baño.

Escribe un comentario:

0



Un comentario para “Significados astrológicos de la Casa IV”

  1. Marlenis dice:

    si naci el 29 de diciembre de 1990 que signos tengo en las casas zodiacales