mié23dic

Trígono 120º

Escrito en astrologia, Definición

El trígono es uno de los aspectos más conocidos desde la tradición. Se lo considera benéfico en todos los sentidos, pues parten de la idea de que son planetas que actúan desde un mismo elemento y que se apoyan mutuamente.

La energía o la fuerza del ángulo de 120º es comparable a la llegada de la marea alta a un lugar. Si comparamos la hora de la marea alta con la hora del paso de la Luna por el cenit de un lugar costero, veremos que el pleamar ocurre varias horas después del paso del meridiano de la Luna . Este retraso se conoce con el nombre de intervalo marea-luna. Este intervalo varía considerablemente según el tipo de costa, pero el intervalo medio es de 8 horas. Esta medida en arco de tiempo tiene como media los 120º y se corresponde con el aspecto de trígono.

Para comprender la bondad a la oportunidad de este aspecto podemos imaginar que somos pescadores de percebes y que habitamos en una ría. Para hacer fácil el trabajo conviene esperar ocho horas después de haber pasado la Luna por el cenit del lugar, pues en esa hora habrá marea alta y a partir de ese momento la marea nos empujará hasta el extremo de la ría y nos economizará energía. Por eso podemos imaginar al trígono como un tipo de energía aprovechable.

Este aspecto se presenta alto en un tipo de personas que se definen por su facilidad para integrarse en cualquier ámbito. Aparece en personas que tienen una capacidad de adaptación al medio muy notable y tienen una excelente facilidad para propagar sus ideas o convicciones. Influyen en su medio integrándose en él, formando parte, mostrando interés y actividad social.

Después de las graves crisis, a las que todos estamos sujetos, las personas del armónico tres, o lo que es casi lo mismo, los que tienen varios trígonos, suelen experimentar asombrosas recuperaciones, siempre encuentran la manera que les permita que las relaciones con personas, con cosas perdidas, o la salud, puedan ser recuperadas, restablecidas, regeneradas, reconstituidas o rejuvenecidas.

Por ello el trígono es un aspecto que todos quisiéramos tener en nuestras cartas natales o el que esperamos recibir para encontrarnos mejor, aunque Graciela nos diga que no nos conviene.

Otra forma de interpretar al trígono, como a los demás aspectos, es su capacidad de transmitir patrones de conducta, especialmente si descargan sobre el Sol, la Luna, el Ascendente o los planetas personales. Entonces se integran con facilidad los patrones de conducta del planeta que forma el aspecto.

Cuando se activa, se percibe como privilegios, gracia o libertad que nos permite librarnos, de alguna obligación que los demás padecen. Protecciones de personas o lugares con las que podemos encontrar amparo o defensa a lo largo de este tiempo. Integraciones, cuando resulta fácil establecer contactos con otros, y cómodo formar parte de algún asunto. Facilidades, es más sencillo hacer las cosas o tener relaciones sin demasiada dificultad. Buena oportunidad que nos propicia hacer algo y recibir favores, siempre aparecen situaciones, lugares o momentos propicios en los que recibimos alguna satisfacción o beneficio por parte de otros. Se reciben y se dan ayudas, se presta o se recibe la cooperación especial de otros, poniendo los medios necesarios para el logro de una cosa o relación. Compensaciones en las que podemos resarcirnos de algún daño o perjuicio causado con anterioridad. Rehabilitaciones o libertades que permiten que las relaciones con cosas perdidas, o la salud, puedan ser recuperadas, restablecidas, regeneradas reconstituidas o rejuvenecidas.

Escribe un comentario:

0