Entradas etiquetadas con ‘zodiaco’

mié09dic

Los patrones de conducta en los signos zodiacales

Escrito en astrologia, clasificacion, Definición

Los seres humanos tendemos a adoptar patrones de comportamiento que no sólo dependen de la influencia de la educación recibida de los padres y educadores. Los patrones de conducta no obedecen exclusivamente a la cultura en la que nos desarrollamos o a la religión que profesamos, además existen unos patrones de conducta astrológicos que nos afectan de manera muy especial.

Consciente o inconscientemente cada uno de nosotros tendemos a seguir unas pautas de conducta que son comunes a un grupo de personas. Tal como ocurre en psicología cuando se dice que hay individuos que adoptan un patrón de conducta denominado complejo de Edipo, no importa la nacionalidad, ni el idioma, ni su nivel cultural, ni el color de su piel, ni sus creencias religiosas. El complejo de Edipo es un patrón de conducta psicopatológico que se extrae de un antiguo mito griego y que todos conocemos. Una vez diagnosticado este patrón de conducta se pueden presagiar pautas de comportamiento de todo el grupo de individuos que lo padece.

Al igual que en Psicología, en Astrología disponemos una variada gama de patrones de conducta que nos permiten realizar pronósticos sobre las pautas de comportamiento de diferentes grupos de personas, basándonos en la posición de los planetas en el momento de su nacimiento, en especial de la posición del Sol en el instante de nacer.

De la variada gama de patrones de conducta astrológicos, los modelos más populares y conocidos son los que se corresponden con los doce signos zodiacales. Estos modelos o patrones difícilmente se puede aplicar al completo en un sólo individuo, pero nos permiten describir doce maneras puras de comportamiento o doce patrones de conducta primarios pero fundamentales, pues representan el fondo del cuadro de la vida de cada persona.

Cada signo zodiacal es como un contenedor de patrones de conducta. La posición del Sol en el instante de nacer, nos permite saber cuál será el patrón de conducta de fondo de cada grupo de individuos y aunque no hay dos personas iguales, ni siquiera los hermanos gemelos, los modelos de conducta celestes dejan una huella profunda en el comportamiento humano.

dom06dic

Estrellas y gemas

Escrito en Amuletos, astrologia, gemología

Desde la tradición castellana, a través de los lapidarios de Alfonso X y los escritos de autores como Gaspar de Morales y otros autores tradicionales se asocia o se relaciona a las gemas con los cuerpos celestes, los planetas y las estrellas, por ello resultaba imprescindible conocer las posiciones y los significados de cada una de las estrellas para proceder en las aplicaciones de gemas y minerales.

Los astrólogos de la antigüedad utilizaban las gemas y los minerales para hacer sensibles a las estrellas, para activarlas, para “bajar” su virtud celeste a la tierra, consideraban a las estrellas fijas como puntos de referencia o lugares del cielo a los que estaban conectadas las gemas que usaban como astrólogos. Para ellos, las gemas eran análogas a las estrellas, al sintonizar con la estrellas cumplen la función de activar o ampliar las influencias emitidas por estos lejanos astros. Para los antiguos, las gemas eran como antenas capaces de captar las vibraciones celestes de ciertas estrellas, por ello operaban en conjunto con gemas y estrellas.

Visto desde un punto de vista moderno, no deja de ser sorprendente, pues las características esenciales de las estrellas es la emisión de radiaciones en forma de luz, desde un lugar preciso del cielo, punto este que se puede reflejar en un tema natal. Mientras que la particularidad de las gemas es su capacidad de retener y reflejar de manera multiplicada la luz que recibe.

En las antiguas culturas naturalistas, se comparaba el brillo refulgente de las gemas, con el brillo luminoso de las estrellas; para ellos las gemas estaban sometidas a una relación directa y particular con los astros, gemas y astros tienen una relación analógica que los hace inseparables.

Esta relación de las gemas con las estrellas se repite en las culturas mas avanzadas, pero es en la tradición castellana, de origen oriental, de donde se extrae la clave de la influencia y el correcto uso astrológico de las gemas. Siguiendo el postulado tradicional de “lo que está arriba como lo que está abajo”: arriba en el cielo resplandecen la estrellas y abajo en la tierra lucen las gemas. Esta simple ley otorga la llave del poder maravilloso y oculto de las gemas.

Las estrellas son fuentes de energía en forma de ondas y de luz, aunque son fuentes muy lejanas, suelen ser enormes masas que emiten constantemente vibraciones en forma de luz de una determinada longitud de onda. Por otro lado, las gemas son receptáculos de luz, vasos herméticos que absorben, multiplican y reflejan la luz, también en una determinada longitud de onda.

Según la tradición, gemas y estrellas se emparejan, sintonizan, están en contacto directo, como un aparto de radio está en contacto con al emisora con la que sintoniza, formando una unidad indisoluble. Este es el secreto de las propiedades maravillosas de las gemas. Cada gema tiene su estrella gemela, de su mismo color, de idéntica vibración.

El mejor exponente escrito de esta afirmación aparece en el manuscrito escurialense titulado el “Lapidario de Alfonso X el Sabio“, al que se considera uno de los primeros manuscritos de naturaleza científica y representa un puente que une dos culturas. Este texto no se puede comprender prescindiendo del componente astrológico.

vie04dic

Horóscopo Astral

Escrito en horoscopo

Somos lo que pensamos, ya que los pensamientos que tenemos diariamente conforman nuestra realidad. Por lo tanto es importante que estos pensamientos sean positivos y eleven nuestra vibración espiritual y comiencen a atraer la abundancia en todos los aspectos.
Buda dijo: “Eres lo que piensas por haberte convertido en lo que pensabas“. De ahí que debamos darnos cuenta del poder del pensamiento y que éste también provoca Karma y vivimos los efectos de nuestros pensamientos.
Cada signo del zodiaco tiene una característica especial que puede utilizar para alcanzar un más alto desarrollo personal y espiritual. Y estas afirmaciones, dichas a diario varias veces, nos ayudarán a alcanzar una realidad más positiva y más plena.

ARIES.- emprendedor
Yo emprendo acciones positivas para lograr mis sueños.

TAURO.- práctico
Tengo pensamientos de abundancia y prosperidad en mi mente sabiendo que se manifestarán también en mi vida.

GEMINIS.- hábil
Uso mi habilidad mental para tener sólo pensamientos positivos y éstos crean un mundo positivo y amoroso

CANCER.- sensible
Acepto y expreso mis sentimientos. Hoy alimento pensamientos positivos y amorosos, y éstas serán las semillas de la realidad de mañana.

LEO.- creativo
El infinito amor de la Mente Universal es la fuente de mi fuego interior. Me regocijo en el papel de canal creativo.

VIRGO.- detallista
Amorosamente me acepto tal como soy y gozosamente reconozco que mis errores son caminos hacia un profundo crecimiento interior.

LIBRA.- moderado
Agradezco que el reflejo del Ser Superior regrese a mí a través de los demás con amor, belleza y armonía.

ESCORPIO.- indagador
Transformo mi mundo al dejar gozosamente que se vayan aquellas personas y cosas que no son vitales para mi crecimiento.

SAGITARIO.- buscador
Expando mi fe con entusiasmo al buscar la sabiduría que enriquece mi espíritu.

CAPRICORNIO.- responsable
Reconozco mi poder para cumplir con mis responsabilidades y gustosamente permito a los otros el mismo poder en sus vidas.

ACUARIO.- original
La puerta de mi Ser Superior está siempre abierta a todo lo bueno, positivo e inspirador de la vida

PISCIS.- imaginativo
Con cada amanecer doy un paso más en mi camino hacia mi ser superior

jue12nov

El Sol. Significado astrológico

Escrito en astrologia, astronomia, clasificacion, Definición, zodiaco
  • Vuelta al Zodiaco: un año
  • Recorrido diario: un grado aprox.
  • Jeroglífico: Escudo de Helios o circulo infinito. El punto representa la persona interior.
  • Simbolismo anatómico: Corazón, plexo solar, las arterias en general.
  • Simbolismo psicológico: El Sol físico brilla y permite que el resto de los cuerpos de su sistema también brillen reflejando su luz. El Sol astrológico y simbólico es la energía básica, de la que son reflejos especializados el resto de las energías simbólicas.

Representa la luz, la conciencia y el día, el principio activo de la energía que es la fuente de todo movimiento. Es el arquetipo de la voluntad, el poder y el deseo, aunque no necesariamente del deseo sexual. No se limita a aceptar, procura cambiar y si es posible, mejorar. Pero por encima de todo busca espacio para una expresión mas amplia de si mismo. Proporciona al ente su integridad en cuanto ser y su voluntad de existir.

Un buen ejemplo de este símbolo es el arquetipo de héroe: sale al mundo e intenta poner orden en el caos existente mediante la imposición de su voluntad. Se ve obligado a demostrar su fuerza y valor descendiendo al mundo subterráneo, y luchando contra los monstruos en la oscuridad. Después de vencer se manifiesta triunfalmente en el mundo.

Esto no es solo poesía. Es una pauta de comportamiento que se puede apreciar en personas que tengan el Sol en un emplazamiento fuerte. (En Posición Mundana describiré lo que significa). Son personas con gran vitalidad, incansables emocional y físicamente, trabajan para que se imponga en el mundo su visión de lo que debe de ser. Pero no son desinteresados, todo esto tiene para ellos una dimensión personal, lo hacen para expresar lo que son, e intentan provocar un impacto según los términos de su propia identidad.

Por consiguiente estarán en la vanguardia de cualquier actividad donde se los pueda llegar a conocer: no trabajan entre bastidores. Este tipo de personalidad consiguen que se fijen en ellos: simplemente por su porte, al entrar en una habitación los demás se vuelven. Son personas que parecen estar en el centro de la vida de un cierto numero de gente, proporcionan luz y energía para que los demás puedan vivir y actuar, pero el tipo solar necesita que se le exprese su reconocimiento por lo que hace.

Tradicionalmente se ha dicho que el Sol “rige” a las personas de autoridad: empresarios, funcionarios, el gobierno, reyes, nobles etc. No es cierto, los planetas no simbolizan personas o entes reales, (ni mucho menos “regirlas” o influenciarlas). La relación solo existe en la manera que un ser real manifiesta sus energías recogidas en el símbolo astrológico Sol. Por consiguiente no todos los reyes o presidentes actúan de manera solar, ni tienen por que hacerlo.

Este símbolo también tiene su lado negativo. Las personas solares pueden ser arrogantes, jactanciosas y absorbidas en si mismas. Resulta muy difícil conseguir que colaboren en un esfuerzo de equipo, si no pueden estar en primera linea. Sobrestiman su valía y sienten que no es necesario justificar, mediante hechos, la elevada opinión que tienen de si mismas. Sin embargo esta actitud no es propia del carácter del Sol, concentrada en el logro. Generalmente estos problemas son indicativos que hay algo mas que anda mal, como una grave debilidad en otra parte de la personalidad.

Otras representaciones solares son la energía física, y la masculinidad. A este respecto hay que recordar que los dos sexos, tienen ambos símbolos o energías psicológicas: el Sol o principio masculino y la Luna o principio femenino. También el Sol simboliza la paternidad (el padre que seremos) y el padre (que hemos tenido), pero no en el sentido objetivo, sino en el subjetivo: representa la experiencia que se ha tenido del padre y no la verdad objetiva sobre el. Hay que recordar que no necesariamente una figura masculina haya hecho de padre con nosotros.

Por extensión de lo anterior, nos representa nuestra experiencia subjetiva con los jefes y otra figuras de autoridad, ademas de la voluntad de ser una fuente libre e independiente de poder y energía. Por todo lo dicho debería quedar claro que, la comprensión de este símbolo es un paso importante para entender a la persona o ente.

mié11nov

La Luna. Significado astrológico

Escrito en astrologia, astronomia, clasificacion, Definición
  • Vuelta al Zodiaco: 27 días
  • Recorrido diario: 13 grados aprox.
  • Jeroglífico: Luna en cuarto creciente, o tazón de medio lado.
  • Simbolismo anatómico: El pecho, la digestión en general y los sueros.
  • Simbolismo psicológico: La luna representa dos arquetipos básicos: el medio o recipiente en el que puede manifestarse una energía y el de la matriz u origen de las todas las cosas. Referiéndome a contener a la idea de proporcionar un ambiente, sitio, entorno o circunstancias en las que algo puede tener lugar. Veremos como en realidad se funden en uno.

El hecho de contener puede significar meramente pasivo en la cultura occidental, pero hay que ir mas allá de eso. La forma final de cualquier cosa se debe tanto al principio pasivo o Luna, como al activo o Sol que la impulsa o motiva. La naturaleza pasiva de la Luna da lugar a la activa del Sol. Es la raíz o cimiento de lo que se puede experimentar, en si misma no significa acción, pero sin ella no podría existir.

El hecho de contener y de proporcionar un medio de vida, da origen a otro factor. Todo ente, especialmente viviente, pasa por un periodo en el que crece y se desarrolla, aun no es apto para aparecer al mundo. Durante este tiempo vive en un contenedor que lo protege, le da estructura o forma. Puede ser un útero, la Tierra, una semilla etc. Este es el principio de la Luna como contenedor que nutre y se le conecta con todas las formas posibles de maternidad en sentido literal o metafórico.

La Luna simboliza para los humanos, no solo nuestra madre, si no también nuestra vivencia de sentirnos “nutridos”, en todos los sentidos, protegidos y apoyados. Igualmente el hogar en que nacimos de niños, y en el que nos refugiamos para recuperarnos del día

Como segunda definición es la de fuente o matriz. Esta relacionada con lo que pensamos de nuestro país o tierra natal. Es interesante añadir que a la patria se le suele tratar como madre, y que la mayoría de los nombres de las naciones son femeninas. La posición de la Luna en la carta natal nos indicara la actitud, básica o innata, de un individuo hacia la familia y su infancia. El concepto de contenedor actúa a un nivel inconsciente, y la función de nutrición se desarrolla con mas fuerza precisamente cuando no somos demasiado conscientes. Esto hace que la Luna este relacionada con suposiciones inconscientes que hemos hecho sobre la vida desde el comienzo, con actitudes que sin darnos cuenta hemos aprendido de nuestros padres. Pero si bien la Luna opera de manera inconsciente, no es el inconsciente.

No estamos acostumbrados a observar nuestros procesos mentales inconscientes y tendemos a pasarlos por alto o a ser incapaces de percibirlos. Los aspectos lunares no se pueden entender por medios racionales, es preciso captarlos mediante los sentimientos y las emociones. La bibliografía astrológica considera a la Luna como su indicador, estas no aciertan ni mas ni menos que la mente racional cuando se trata de emitir juicios, pero como no tiene acceso de las emociones, desconfía de ellas. Y esto es tanto mas valido cuanto mas conscientemente se identifica uno con la mente racional.

En el cuerpo humano tenemos acciones puramente mecánicas ante un estimulo, son los llamados reflejos. Pero también tenemos reflejos emocionales que son difíciles de modificar por las consideraciones racionales. Toda acción refleja, que realizamos de manera inconsciente, sin pensar, por ejemplo cuando vemos que se nos viene encima un coche, son pautas simbolizadas por la Luna.

Al sexo femenino se le ha asociado a la Luna, pero quizá sea debido a sus papeles tradicionales de esposa y madre que a ella misma. La Luna se asocia con la maternidad y al Sol con la paternidad. La astrología tradicional la asocia a la gente de un país, por oposición a sus gobernantes cuyo símbolo es solar. Puede haber algo de verdad en ello, un individuo con una Luna bien emplazada en su carta es capaz de apelar a grandes grupos y hacerles sentir que es uno de ellos. Esto es imprescindible para políticos y vendedores. Pero una parte de la idea proviene de la suposición de que el pueblo es pasivo en relación con sus gobernantes y con las democracias actuales esta idea no es correcta. Ademas cuando el pueblo se opone al gobierno en épocas de disturbios sociales no es nada lunar, mas bien uraniano o plutoniano.

Para terminar, comentar que nuestra sociedad ha perdido la filosofía de vida que representa este símbolo. El pensamiento oriental lo llamaría energía yin, la Luna representa la capacidad de convertirse en parte de, el de pertenecer, el de la unión creativa a aquello que no ganaremos nada con dominar. Nuestra cultura es agresiva, nos esforzamos en ir a por el mundo y agarrarlo por la garganta para dominarlo. Ya no entendemos el camino de la espera y el aprendizaje para encajar en el todo y convertirnos en parte de el.

mié11nov

Clasificacion de los signos astrologicos

Escrito en astrologia, clasificacion, horoscopo, zodiaco

La diferencia mas importante entre los planetas radica en el tiempo que necesitan para completar una vuelta al Zodiaco. Vistos desde el punto de vista de la Tierra, el Sol, Mercurio y Venus tardan aproximadamente un año, Marte casi dos, Júpiter doce años, y Plutón dos siglos y medio.

Interiores:

  • Sol
  • Luna
  • Mercurio
  • Venus
  • Marte

Exteriores:

  • Júpiter
  • Saturno

Sociales:

  • Urano
  • Neptuno
  • Plutón

Interiores ó Personales

Como se mueven rápidamente ayudan a distinguir relativamente a una persona de otra. Cada uno de los planetas es personal incluso a su simbolismo. Venus, el mas social de este grupo, se relaciona con los encuentros íntimos, que definen y clarifican la posición del yo en el mundo.

Sociales

Júpiter y Saturno están tan lejos del centro del sistema solar que sus posiciones vistas desde el Sol no difieren mucho con las posiciones vistas desde la Tierra. Los planetas, hasta Marte, tienen que ver con la existencia personal del individuo y la experiencia personal del universo. Sin embargo, los sociales nos introducen en un área mas amplia de la realidad: la del mundo en el que vivimos.

Después de que uno ya sabe quien es, necesita integrarse en un sistema mas amplio. Si Venus nos integra en las relaciones intimas, Júpiter nos integra en el mundo. Representa una energía que nos hace crecer y que abandonemos la matriz infantil en la que nacemos. Apoya lo que podemos llegar a ser o alcanzar en nuestra vida. El individuo se ve impulsado a, -y apoyado en su intento de-, convertirse en miembro del mundo y del orden social.

Saturno nos enfrenta con las reglas del drama: nuestras obligaciones, lo que debemos hacer para conseguir que los demás representen sus papeles con nosotros en el teatro de la vida. El nos pone a prueba, nos plantea exigencias y en ultima instancia define nuestra realidad. Significa una resistencia que debemos superar para poder ocupar nuestro lugar en el mundo.

Saturno era el ultimo de los planetas que se podía ver sin telescopio, antes de que las enormes cantidades de polución contaminaran la atmósfera. Simboliza los limites de la realidad que es capaz de concebir la consciencia ordinaria. Mas allá tiene que haber algo mas que trascienda la realidad, e incluso pueda destruirla para posibilitar el nacimiento de una nueva realidad.

Exteriores ó Transcendentales

Su movimiento es tan lento, que llegan a pasar generaciones humanas para que exista una diferencia apreciable en sus posiciones zodiacales. Por ello reciben una tercera denominación: generacionales. Si bien Plutón es el planeta generacional por excelencia, los tres son capaces de marcar diferencias entre padres e hijos.

Aunque no sean “personales” pueden tener poderosos efectos sobre los individuos cuando forman aspecto con otros puntos de la carta. Con frecuencia son las claves principales de las pautas de vida que mas problemas traen a la persona. Ello no quiere decir que se les deba catalogar como “maléficos”.

Al igual que necesitamos medios extraordinarios para verlos (telescopios o aparatos análogos), al tratar con estas energías internas necesitamos expandir la conciencia. Todos ellos rompen las reglas establecidas por Saturno y lo trastornan todo: Urano nos trae sorpresas desagradables, Neptuno confunde con falsas realidades, y Plutón produce desintegración y decadencia.

Si se les contempla desde una perspectiva expandida, representan vías de salida de la consciencia ordinaria. Urano nos libera del exceso de estructuración de Saturno, Neptuno nos ofrece nuevas realidades y Plutón provoca las crisis que preceden al renacimiento. Solo necesitamos comprender la realidad que Saturno representa sin concederle mas de lo que le corresponde.

Estos cuerpos nos recuerdan que, aunque el Sol sea una estrella poderosa, existen otras en el firmamento, y cada una de ellas implica otros modos de ser y de consciencia. Estos modos de ser nos resultan accesibles a través de los canales que representan los planetas transcendentales. Gracias a ellos, somos algo mas que hijos del Sol y alumnos de Saturno.