Entradas etiquetadas con ‘Mitología’

jue07ene

El descenso de la Diosa

Escrito en Mitología

En diversas culturas encontramos “mitos de descenso”, al punto de constituir una categoría propia dentro de las clases mitológicas. Héroes y heroínas, simples mortales y divinidades, han protagonizado este viaje en su proceso de transformación hacia un estado de mayor conocimiento de sí mismos y del Universo.

En la liturgia de la Wicca, este proceso es representado a través del mito del Descenso de la Diosa, claramente relacionado con el mito griego de Kore-Perséfone, base de los Misterios de Eleusis. Los Misterios Menores, celebrados precisamente en torno al equinoccio de primavera, recreaban el descenso de Kore al Inframundo, raptada por su tío Hades, luego del cual asumía su nuevo nombre de Perséfone.

A continuación presentamos el mito Wicca del Descenso de la Diosa, en la forma en que fue redactado por Gerald Gardner:

“En la antigüedad nuestro Señor, el Dios Astado, quien nos consuela y conforta, era conocido por los hombres como el Terrible Señor de las Sombras; solitario, sobrio y frío. Nuestra Señora, la Diosa, nunca había amado, pero estaba dispuesta a resolver todos los misterios, incluso el misterio de la muerte, y así se dirigió una vez al Reino de la Muerte. Los guardianes de las puertas le dijeron “Quítate tus vestidos, deja aquí tus joyas, pues nada puedes traer a estas tierras” Dejó pues sus ropas y joyas, y fue atada, como son atados todos los que entran al Reino.

Tal era su belleza que la propia Muerte se arrodilló ante ella y besó sus pies, diciendo:
“Benditos sean tus pies, que te trajeron hasta aquí. Quédate conmigo, déjame colocar mi fría mano en tu corazón”
Ella contestó: “No te amo. Por qué haces que todo lo que amo y disfruto se desvanezca y muera?”
“Señora”, contesto la Muerte, “Es el tiempo y el destino, ante lo cual no puedo hacer nada. El tiempo hace que todas las cosas se desvanezcan; pero cuando los hombres mueren les brindo descanso y paz, y fuerza para que puedan regresar. Pero tú eres adorable, no regreses, quédate conmigo”
Pero ella contestó “No te amo”
“Entonces”, dijo la muerte, “si no recibes mi mano en tu corazón, sentirás el látigo de la Muerte”
“Si ese es mi destino, que así sea” dijo ella, y se arrodilló, y recibió los latigazos, y gritó “Siento los espasmos del amor”
“Bendita seas” dijo la Muerte, y le dio los cinco besos, diciendo: “Por lo tanto, sea para ti todo el gozo y el conocimiento”
Y le enseñó todos los misterios, y se amaron, y fueron uno, y le enseñó la Magia. Porque hay tres grandes eventos en la vida del hombre: el amor, la muerte, y la resurrección en un nuevo cuerpo, y la magia los controla a todos. Porque para la consumación del amor se debe retornar al mismo lugar y al mismo tiempo que el ser amado, y se debe recordar, y amarlo nuevamente. Pero para renacer debes morir primero, y estar listo para un nuevo cuerpo. Y para morir debes haber nacido, y sin amor, quizá nunca seas concebido. Y esa es toda la magia.

Y nuestra Diosa siempre se inclinó al amor, el gozo y la alegría. Cuidó amorosamente a sus hijos escondidos durante su vida, y en el momento de su muerte les enseñó el camino de la Comunión, y en este mundo les enseñó el misterio del círculo mágico, que se encuentra en medio de ambos mundos.”

jue07ene

Origen mítico de las Runas

Escrito en Runas

El poema Havamál (las palabras del Supremo) nos habla sobre el origen de las runas:

Runes you will find
Runas encontrarás
And well-explained runic inscriptions,
E inscripciones rúnicas bien explicadas
Very important runic inscriptions,
Inscripciones rúnicas muy importantes
Very powerful runic inscriptions,
Inscripciones rúnicas muy poderosas
They, tinted by the supreme mage,
Ellas, pintadas por el mago supremo,
And created by “ginregin”
Y creadas por “ginregin”
And engraved by the Crier of the Gods.
Y grabadas por el dios que grita

El dios que grita es uno de los nombres de Odín. Los ginregin son poderes divinos diferentes de los dioses (probablemente las Nornas, quienes conocen el arte de las runas).
Las runas fueron obtenidos por Odin mediante una experiencia chamánica, colgado boca abajo de las ramas del Yggdrasil, el Árbol de los Mundos. Las prácticas chamánicas o seidr estaban vedadas a los hombres, pues se decía que los hacía impotentes, y era considerado un acto de falta de hombría. Resulta significativo que el más grande de los dioses practique seidr para lograr la sabiduría rúnica.
Para poder obtener este conocimiento solicitó al gigante Mimir que le dejara beber del pozo del conocimiento, pero éste le solicitó a cambio uno de sus ojos. Odin aceptó y se quitó un ojo con su propia espada, “sacrificándose en honor a sí mismo”. Esto nos muestra que la búsqueda de las runas es un camino absolutamente personal, una búsqueda interior que requiere de sacrificios, no en honor a los dioses sino a uno mismo.
Odin sacrifica parte de su visión de la materia para acceder a la visión de lo inmaterial. Encuentra las runas en un momento de crecimiento, de autorrealización, luego del cual vuelve a la realidad (cae del árbol) pero ya nunca será el mismo, pues tiene el saber de las Runas. El Hávamál dice:

Wounded I hung on a wind-swept gallows
Herido colgué de las ramas mecidas por el viento
For nine long nights,
Por nueve largas noches,
Pierced by a spear, pledged to Odin
Desgarrado por una espada, ofrendada a Odin
Offered myself to myself
Y me ofrecí como sacrificio a mí mismo
High on that Tree of which none hath heard
Alto en aquél árbol del que nadie sabe
from what roots it rises to heaven.
De que raíces se alza al cielo.
None refreshed me ever with food or drink,
Nadie me ofreció alimento o bebida
I peered right down in the deep;
Me asomé a las profundidades
crying aloud I lifted the Runes
Gritando fuerte recogí las Runas
then back I fell from thence.
Y me precipité en un desmayo.
Nine mighty songs I learned from the great
Aprendí nueve maravillosas canciones
son of Bale-thorn, Bestla’s sire;
Del gran hijo de Bale-thorn, Bestla
I drank a measure of the wondrous Mead,
Bebí una medida del maravilloso hidromiel
with the Soulstirrer’s drops I was showered.
Y fui bañado por las gotas del agitador del alma.
Ere long I bare fruit, and throve full well,
Finalmente di frutos y buena cosecha
I grew and waxed in wisdom;
Crecí y aumenté mi sabiduría
word following word, I found me words,
Palabra tras palabra, hallé las palabras
deed following deed, I wrought deeds.
Hecho tras hecho, forjé hechos.