mié11nov

La Luna. Significado astrológico

Escrito en astrologia, astronomia, clasificacion, Definición
  • Vuelta al Zodiaco: 27 días
  • Recorrido diario: 13 grados aprox.
  • Jeroglífico: Luna en cuarto creciente, o tazón de medio lado.
  • Simbolismo anatómico: El pecho, la digestión en general y los sueros.
  • Simbolismo psicológico: La luna representa dos arquetipos básicos: el medio o recipiente en el que puede manifestarse una energía y el de la matriz u origen de las todas las cosas. Referiéndome a contener a la idea de proporcionar un ambiente, sitio, entorno o circunstancias en las que algo puede tener lugar. Veremos como en realidad se funden en uno.

El hecho de contener puede significar meramente pasivo en la cultura occidental, pero hay que ir mas allá de eso. La forma final de cualquier cosa se debe tanto al principio pasivo o Luna, como al activo o Sol que la impulsa o motiva. La naturaleza pasiva de la Luna da lugar a la activa del Sol. Es la raíz o cimiento de lo que se puede experimentar, en si misma no significa acción, pero sin ella no podría existir.

El hecho de contener y de proporcionar un medio de vida, da origen a otro factor. Todo ente, especialmente viviente, pasa por un periodo en el que crece y se desarrolla, aun no es apto para aparecer al mundo. Durante este tiempo vive en un contenedor que lo protege, le da estructura o forma. Puede ser un útero, la Tierra, una semilla etc. Este es el principio de la Luna como contenedor que nutre y se le conecta con todas las formas posibles de maternidad en sentido literal o metafórico.

La Luna simboliza para los humanos, no solo nuestra madre, si no también nuestra vivencia de sentirnos “nutridos”, en todos los sentidos, protegidos y apoyados. Igualmente el hogar en que nacimos de niños, y en el que nos refugiamos para recuperarnos del día

Como segunda definición es la de fuente o matriz. Esta relacionada con lo que pensamos de nuestro país o tierra natal. Es interesante añadir que a la patria se le suele tratar como madre, y que la mayoría de los nombres de las naciones son femeninas. La posición de la Luna en la carta natal nos indicara la actitud, básica o innata, de un individuo hacia la familia y su infancia. El concepto de contenedor actúa a un nivel inconsciente, y la función de nutrición se desarrolla con mas fuerza precisamente cuando no somos demasiado conscientes. Esto hace que la Luna este relacionada con suposiciones inconscientes que hemos hecho sobre la vida desde el comienzo, con actitudes que sin darnos cuenta hemos aprendido de nuestros padres. Pero si bien la Luna opera de manera inconsciente, no es el inconsciente.

No estamos acostumbrados a observar nuestros procesos mentales inconscientes y tendemos a pasarlos por alto o a ser incapaces de percibirlos. Los aspectos lunares no se pueden entender por medios racionales, es preciso captarlos mediante los sentimientos y las emociones. La bibliografía astrológica considera a la Luna como su indicador, estas no aciertan ni mas ni menos que la mente racional cuando se trata de emitir juicios, pero como no tiene acceso de las emociones, desconfía de ellas. Y esto es tanto mas valido cuanto mas conscientemente se identifica uno con la mente racional.

En el cuerpo humano tenemos acciones puramente mecánicas ante un estimulo, son los llamados reflejos. Pero también tenemos reflejos emocionales que son difíciles de modificar por las consideraciones racionales. Toda acción refleja, que realizamos de manera inconsciente, sin pensar, por ejemplo cuando vemos que se nos viene encima un coche, son pautas simbolizadas por la Luna.

Al sexo femenino se le ha asociado a la Luna, pero quizá sea debido a sus papeles tradicionales de esposa y madre que a ella misma. La Luna se asocia con la maternidad y al Sol con la paternidad. La astrología tradicional la asocia a la gente de un país, por oposición a sus gobernantes cuyo símbolo es solar. Puede haber algo de verdad en ello, un individuo con una Luna bien emplazada en su carta es capaz de apelar a grandes grupos y hacerles sentir que es uno de ellos. Esto es imprescindible para políticos y vendedores. Pero una parte de la idea proviene de la suposición de que el pueblo es pasivo en relación con sus gobernantes y con las democracias actuales esta idea no es correcta. Ademas cuando el pueblo se opone al gobierno en épocas de disturbios sociales no es nada lunar, mas bien uraniano o plutoniano.

Para terminar, comentar que nuestra sociedad ha perdido la filosofía de vida que representa este símbolo. El pensamiento oriental lo llamaría energía yin, la Luna representa la capacidad de convertirse en parte de, el de pertenecer, el de la unión creativa a aquello que no ganaremos nada con dominar. Nuestra cultura es agresiva, nos esforzamos en ir a por el mundo y agarrarlo por la garganta para dominarlo. Ya no entendemos el camino de la espera y el aprendizaje para encajar en el todo y convertirnos en parte de el.

Escribe un comentario:

0