Entradas con la categoría ‘Definición’

mié30dic

Aspecto Mayor. Cuadratura 90º

Escrito en astrologia, Definición

El aspecto astrológico de cuadratura, es la separación de 90º y podemos comprenderlo haciendo una comparación con los efectos de este ángulo sobre las mareas.

Aunque el Sol controla o sólo tiene la fuerza de cinco onceavos de la lunar, es decir menos de la mitad que la Luna, influye también sobre las mareas y es el causante de las mareas vivas y las mareas muertas. Cuando el Sol y la Luna están en cuarto creciente o menguante, es decir, en cuadratura, la fuerza productora de mareas de origen solar tiende a contrarrestar las de origen lunar, dando lugar a mareas de pequeña oscilación, denominadas mareas muertas.

De tal manera que entenderemos la energía de las cuadraturas como fuerzas que se contrarrestan, que se resisten o que conllevan esfuerzo o asumir forzadamente un patrón de conducta. Por eso una cuadratura sobre el Sol significa tener que realizar un esfuerzo para manifestar el patrón de conducta relacionado con el planeta que forma el aspecto.

Lo positivo del aspecto de cuadratura, habla de fuerza; indica un potencial extra en la capacidad de lucha y resistencia, aguante ante las adversidades y excelente capacidad de esfuerzo. Esta es la mejor función de la cuadratura, aporta fuerza, capacidad de trabajo y valor para tomar decisiones que implican entrar en acción o defenderse de las agresiones externas.

Por eso no debemos considerar a las cuadraturas como un aspecto necesariamente malo, podemos decir que obliga a un fuerte consumo de energía y que señala fuerza para el trabajo, o la obligación de adoptar roles algo disacordes con la personalidad.

La cuadratrura está activa en las épocas de esfuerzos, momentos en los tenemos que emplear energía o nuestra fuerza o vigor para poner en marcha o conseguir una cosa venciendo dificultades. Siempre surgen inconvenientes y obstáculos para relacionarnos con personas, con daños y molestias que nos hacen decir o hacer cosas fuera de razón o de sentido.

Materializaciones, a través del esfuerzo o de la acción, épocas de cansancio físico en las que llegan a faltarnos fuerzas a causa de personas o asuntos que suponen sobreesfuerzos o actividades duras o demasiado tensas. Es difícil librarse de trabajos en los que tenemos que ocuparnos en alguna cosa que requiere atención, esfuerzo y tiempo y que no podemos eludir. Deterioros en las podemos vernos en situaciones en las que puede echarse a perder una cosa o se malogra una relación con pérdida o descrédito. También señala malos tratos o accidentes en los pueden producirse lesiones.

dom27dic

Conjunción astrológica

Escrito en astrologia, Definición

La conjunción, aunque no es propiamente un aspecto, se estudia y se interpreta en el mismo apartado de los aspectos. La conjunción tiene una gama muy amplia de interpretaciones, siempre se trata de elementos que actúan unidos, combinados, siempre serán fuerzas que tendrán que ejercer su acción de común acuerdo, son energías o vibraciones que actúan combinadamente. Claro que, hay energías planetarias que son acordes entre ellas como la Luna y Venus y otras que no lo son tanto, como la Luna y Marte, por ello la conjunción ha de interpretarse en función del tipo de planetas que la formen.

La conjunción crea un condicionante nuevo en cada planeta como resultado de su combinación con otro cuerpo celeste, además cuando los planetas se encuentran en el mismo signo o en una misma Casa, combinan sus naturalezas y sus significados y eso provoca un condicionante nuevo en la expresión de los planetas.

Según la tradición cuando los planetas hacen conjunción con el Sol es malo para ellos, y es mucho peor en el caso de Venus y la Luna. Si Saturno o Marte hacen conjunción con el Sol, lo dañan, del mismo modo que él los perjudica. El Sol puede alterar las influencias de Júpiter o de Venus, pero no ellos al Sol. Mercurio junto al Sol no se daña mucho. Cuando la Luna hace conjunción con Saturno o con Marte, sale dañada, siendo peor si está menguante. Si la Luna se encuentra fuerte, es decir en Cáncer, Tauro o recibiendo otros buenos aspectos no queda tan dañada, pero pierde eficacia. Sin embargo la conjunción entre Saturno y Marte se considera afortunada, pues una planeta le quita el mal a otro.

Podemos resumir que las mezclas de ciertos planetas perjudican y otras benefician. Júpiter y Venus siempre benefician en sus mezclas, mientras que Marte y Saturno tienden a perjudicar. Como dice Ben Ezra el mal o el daño que hace un planeta a otro, es que disminuye su fuerza y la de aquello que significa. Es como decir que la energía de un planeta se desvía de sus funciones naturales y toma otros cauces que pueden llegar a ser perjudiciales, en el caso de ser dañados por planetas duros.

sáb26dic

Introducción a los aspectos en astrología

Escrito en astrologia, Definición

En Astrología basamos nuestra interpretación en el significado de los Planetas, de los Signos zodiacales, de las Casas y de los Aspectos. Estos son los cuatro pilares principales en los que sustentamos nuestra interpretación astrológica. Los planetas con su contenido de patrones de comportamiento y analogías con la vida humana son el principal elemento, luego el cielo por el cual trascurre su caminar y que, por sus diferentes divisiones, adquieren fuerza o debilidad y matices de interpretación, a continuación, la esfera del mundo proyectada en el cielo, lo que conocemos como Casas y que nos hablan de la relación con el mundo a modo de diferentes escenarios de la vida. Finalmente, como elemento más sutil en la interpretación, están los Aspectos.

Se llama aspectos a determinadas y particulares distancias angulares que pueden existir entre los diferentes cuerpos celestes que componen el mapa astrológico. En general son ángulos medidos entre planetas que pueden dividir la circunferencia en partes iguales o armónicas.

En la tradición astrológica se utilizan los siguientes aspectos: la conjunción (0º); la oposición (180 grados); el trígono (120 grados); la cuadratura (90 grados) y el sextil (60 grados). Se consideran aspectos de tensión a la oposición, la cuadratura y a las conjunciones de ciertos planetas y aspectos de fluidez o integración al trígono, el sextil, y las conjunciones de otros planetas.

Un cielo de nacimiento lleva marcado una angularidad que permite la recepción de determinados aspectos, “canales” abiertos entre planetas que influyen en las inclinaciones humanas. Un aspecto o un ángulo entre planetas se muestra así dentro de las peculiaridades de una mentalidad determinada, pero de nada sirve responsabilizar exclusivamente de lo que nos sucede a cierto momento, a tal o cual ángulo planetario que figure en nuestro cielo natal, pues esta configuración no se manifestará de la misma manera, o de ninguna en absoluto, en otros individuos.

De todas maneras, será en última estancia el individuo, quién podrá lograr una transmutación de todas esas energías, y serán sus características psicológicas, culturales, ambientales, circunstanciales, etc. las que le den el último tono aun aspecto.

De ahí la necesidad de concienciar los factores astrológicos propios como una de las mejores vías de acceso a la libertad. Y también de la relatividad de los términos “aspectos maléficos o benéficos”. Pues teniendo en cuenta la imperfección y la variabilidad común de los perceptores para alojar cualquier clase energía celeste, nunca podremos saber si un aspecto de los denominados maléficos, será mejor trasformado dentro de una psique especial y para un momento evolutivo determinado, el que remueva fibras paralizadas por la absorción de otros aspectos, y el que, en fin, revele caminos y metas satisfactorias para el individuo que lo “padece”. Este fenómeno se puede objetivar pensando en el gran número de personajes importantes que poseen en sus temas natales, aspectos de estas características.

Cuando estudiamos la interpretación de los planetas por su posición en las diferentes Casas astrológicas, aprendemos a conocer cual es el sector especifico de la vida a través de la cual se producirá la manifestación más intensa de cada planeta. En esa parte teníamos en cuenta que es más importante o más intensa la manifestación de un planeta presente que uno regente.

En este apartado los aspectos que realice cada planeta, nos expresarán la relación directa que los enlaza de una manera particular con otros sectores de la existencia individual, señalará los medios de que se vale para relacionarse, la conexión que lo comunica con otros elementos del tema natal, el modo de suceder de ese tipo de manifestación, como va a comportarse lo que tiene determinado por su posición en la Casa. Los aspectos son el diálogo entre los planetas, la manera de relacionarse entre sí y representan la manera de producirse los acontecimientos probables en la vida ordinaria de las personas.

Si abordamos la interpretación de los aspectos de una manera dinámica, podrán servirnos igualmente para interpretar no solo el tema natal radical, sino también los tránsitos y las progresiones. Cuando interpretemos los aspectos señalados en el tema radical, es conveniente adoptar un lenguaje atemporal, mientras que cuando lo hagamos en tránsitos o progresiones, intentaremos afinar al máximo sobre el momento preciso de los aconteceres que estos señalan.

La efectividad interpretativa de los aspectos en tránsitos o en progresiones están relacionados con el tema radical. Como decía anteriormente, el individuo que careciera de sextiles en su tema natal radical, los vivenciará de manera más débil que aquel que si los tuviera al nacer. Además cuando estos se reproducen en el cielo sobre los natales, su notoriedad es tal que se aleja mucho de los efectos que ocurren cuando solo se activa uno de los dos planetas que forman aspecto. Por otro lado también se debe tener en cuenta que existen muchas personas con un índice de destino muy bajo y que la interpretación dinámica puede no ser acertada en una porcentaje muy elevado de predicciones. Para facilitar la tarea interpretativa y combinatoria de los aspectos se han creado bloques de palabras clave de alta definición que servirán para sustituir en el lenguaje astrológico las viciadas palabras de los aspectos.

mié23dic

Trígono 120º

Escrito en astrologia, Definición

El trígono es uno de los aspectos más conocidos desde la tradición. Se lo considera benéfico en todos los sentidos, pues parten de la idea de que son planetas que actúan desde un mismo elemento y que se apoyan mutuamente.

La energía o la fuerza del ángulo de 120º es comparable a la llegada de la marea alta a un lugar. Si comparamos la hora de la marea alta con la hora del paso de la Luna por el cenit de un lugar costero, veremos que el pleamar ocurre varias horas después del paso del meridiano de la Luna . Este retraso se conoce con el nombre de intervalo marea-luna. Este intervalo varía considerablemente según el tipo de costa, pero el intervalo medio es de 8 horas. Esta medida en arco de tiempo tiene como media los 120º y se corresponde con el aspecto de trígono.

Para comprender la bondad a la oportunidad de este aspecto podemos imaginar que somos pescadores de percebes y que habitamos en una ría. Para hacer fácil el trabajo conviene esperar ocho horas después de haber pasado la Luna por el cenit del lugar, pues en esa hora habrá marea alta y a partir de ese momento la marea nos empujará hasta el extremo de la ría y nos economizará energía. Por eso podemos imaginar al trígono como un tipo de energía aprovechable.

Este aspecto se presenta alto en un tipo de personas que se definen por su facilidad para integrarse en cualquier ámbito. Aparece en personas que tienen una capacidad de adaptación al medio muy notable y tienen una excelente facilidad para propagar sus ideas o convicciones. Influyen en su medio integrándose en él, formando parte, mostrando interés y actividad social.

Después de las graves crisis, a las que todos estamos sujetos, las personas del armónico tres, o lo que es casi lo mismo, los que tienen varios trígonos, suelen experimentar asombrosas recuperaciones, siempre encuentran la manera que les permita que las relaciones con personas, con cosas perdidas, o la salud, puedan ser recuperadas, restablecidas, regeneradas, reconstituidas o rejuvenecidas.

Por ello el trígono es un aspecto que todos quisiéramos tener en nuestras cartas natales o el que esperamos recibir para encontrarnos mejor, aunque Graciela nos diga que no nos conviene.

Otra forma de interpretar al trígono, como a los demás aspectos, es su capacidad de transmitir patrones de conducta, especialmente si descargan sobre el Sol, la Luna, el Ascendente o los planetas personales. Entonces se integran con facilidad los patrones de conducta del planeta que forma el aspecto.

Cuando se activa, se percibe como privilegios, gracia o libertad que nos permite librarnos, de alguna obligación que los demás padecen. Protecciones de personas o lugares con las que podemos encontrar amparo o defensa a lo largo de este tiempo. Integraciones, cuando resulta fácil establecer contactos con otros, y cómodo formar parte de algún asunto. Facilidades, es más sencillo hacer las cosas o tener relaciones sin demasiada dificultad. Buena oportunidad que nos propicia hacer algo y recibir favores, siempre aparecen situaciones, lugares o momentos propicios en los que recibimos alguna satisfacción o beneficio por parte de otros. Se reciben y se dan ayudas, se presta o se recibe la cooperación especial de otros, poniendo los medios necesarios para el logro de una cosa o relación. Compensaciones en las que podemos resarcirnos de algún daño o perjuicio causado con anterioridad. Rehabilitaciones o libertades que permiten que las relaciones con cosas perdidas, o la salud, puedan ser recuperadas, restablecidas, regeneradas reconstituidas o rejuvenecidas.

mar22dic

Oposición 180º

Escrito en astrologia, Definición

La oposición es el aspecto puro que más fuerza tiene, pues enfrenta dos tipos distintos de energías planetarias. Una forma de considerar la oposición es verla como el enfrentamiento entre dos fuerzas, el impacto en la conciencia del sujeto de dos potencias antagónicas que demandan un vencedor, llevando al individuo a buscar experiencias que los sitúen ante esta contradicción y haciéndole sentir esa tensión, involucrándolo en conflictos o ataduras engorrosas que sobrecargan su personalidad.

La oposición también se puede ver como un tráfico de energía de arrastre, que desgasta al sujeto y que le hace depender siempre de los aspectos colaterales. Así, una oposición que tenga aspectos de cuadraturas (cruz) se vivenciará como importantes consumos de energía y duras pruebas para la persona; mientras que aspectos complementarios de sextil o trígono (media cometa o cometa) permitirá al sujeto sacar provecho de ese tránsito dirigiendo energía hacia posiciones mas beneficiosas.

Otra forma de ver a la oposición es como dos fuerzas que tienen que actuar complementándose, compartiendo, colaborando. Un ejemplo burdo seria el de una persona que ha encontrado el cofre de un tesoro pero que el sólo no puede transportarlo y tiene que recurrir a buscar otra persona para realizar el traslado. Primero tiene que realizar el esfuerzo de selección del ayudante, luego llegar a un acuerdo y después realizar la tarea, que no siempre es fácil pues la voluntad del otro puede incidir en una dirección distinta o contraria a la persona, dependiendo del tipo de planetas que forman la oposición.

Otra manera más de acercarse a la interpretación de la oposición es verla dentro de un ciclo completo donde se interpreta como la hora de la verdad, donde aparecen los antagonismos, los competidores, cuando hay que presentar la obra realizada en público. En ese momento cíclico estamos en manos de otros, se producen contrariedades y enfrentamientos a causa de la cosa a la que se refiera el ciclo. Es el punto más crítico del ciclo, donde se pueden producir desgastes y llegar al agotamiento y a las rupturas.

Una última forma de observar la oposición es desde la perspectiva armónica, donde el circulo se divide en dos partes iguales y la oposición se transforma en conjunción en el ese armónico, este armónico está estrechamente relacionado con la oposición. y representa por ello situaciones de consumo de energía a causa de lugares o personas que ejercen una acción contraria y obligan a ceder o a llegar a acuerdos que equilibren las fuerzas de voluntad opuestas. Señala pues situaciones en que tienen que llegar a acuerdos o a realizar esfuerzos para conseguir que los demás se adapten a su voluntad, o bien las cesiones que deben hacer para adaptarse a la voluntad de otros. Lo más importante de su imbricación con el armónico 2 se puede resumir como la dependencia de los demás.

En las personas que, al nacer, tienen varias oposiciones, se observa cómo a lo largo de sus vidas tienen que superar un importante obstáculo para alcanzar sus metas, que experimentan situaciones en las que están sujetos a obligaciones legales o económicas, que se ven obligados a realizar ajustes o alianzas y suelen padecer una fuerte oposición o que experimentan un importante encuentro con la dualidad. Señala pues a personas que deben realizar esfuerzos para conseguir que los demás se adapten a su voluntad. Son individuos que deben de considerar a los demás para conseguir sus propósitos y tratan de adaptar a los demás a sus propios objetivos. Estas personas tienden a obtener de los demás lo que no tienen por sí mismos. Para ello tejen toda una red de asociaciones, alianzas, coaliciones, tratados o conspiraciones que les permitan cumplir sus esperanzas.

En astrología descriptiva, la oposición, como los demás aspectos es un canal de transmisión de patrones de conducta que se adquiere a causa de las relaciones con el mundo circundante.

La oposición entre dos planetas adquiere una lectura especial cuando se interpreta en función de los astros que la forman, las Casas en que se encuentran, los regentes y los aspectos colaterales.

Situaciones de consumo de energía, que nos hacen perder fuerza o vigor y no nos permite el buen aprovechamiento de una cosa, persona o lugar, dejándonos la sensación de haber desperdiciado el tiempo, dinero o atención. Contrariedades o incidentes con personas o en lugares que nos obliga a resistir o encontrarnos con otros que contradicen nuestras intenciones o propósitos y retardan el logro de un deseo. Impedimentos con situaciones que imposibilitan la ejecución de una cosa, en las que intervienen personas que resultan un inconveniente o un estorbo que dificulta la realización de algo. Enfrentamientos con personas que ejercen una fuerza contraria, en algún sentido, para estorbar o impedir nuestros deseos.

Suele coincidir con antagonismos, cuando nos encontramos con personas con las que debemos competir consumiendo energía, tiempo o dinero y que no siempre tienen el resultado apetecido y es fuente de conflictos y momentos de apuro en situaciones desgraciadas y de difícil salida, en las que nos vemos obligados a luchar abiertamente, pues siempre aparecen rivalidades o situaciones en las que nos encontramos con personas que aspiran a conseguir lo mismo que nosotros y que suelen provocar combates o luchas. Ataduras o los momentos en los que no podemos hacer las cosas por nosotros mismos y nuestros objetivos dependen de la actuación de otras personas.

mar22dic

La astrología como ciencia social

Escrito en astrologia, Definición

La astrología puede considerarse como una ciencia social. Si decimos ciencias sociales es porque nuestro que hacer parece totalmente susceptible de ser incorporado al grupo de lo que los metodologos de la epistemología científica denominan “ciencias sociales” o “ciencias de la conducta”, con las que no sólo estaría emparentado en el vasallaje a la estadística, al que todas ellas están sometidas sino que además, la astrología bien aplicada, absorbería por una de sus ramas al menos a una de las más importantes: la psicología, en este sentido se puede afirmar que las astrología exhibe una interdisciplinariedad, probablemente sin parangón actual con ninguna otra rama contemporánea del saber.

Por una parte, nos serviremos de las ciencias tan exactas como la astronomía y la estadística. Por otra parte nos auxiliamos de materias con menos estamento de certeza como la psicología y la medicina.

Procedemos a la clasificación de los diferentes tipos de personalidad, carácter y morfología de los individuos y según los conocimientos que de psicología moderna tenga el intérprete, se podrá llegar a una compresión más profunda y realizar un análisis más acertado sobre el tema.

Otro tanto sucede con nuestro uso de la medicina al diagnosticar propensiones congénitas o afecciones pasajeras.

Esto por no citar más que dos ramas auxiliares, aunque las más impactantes para el profano de nuestra astrología. A fin de proporcionar a esta disertación un marco objetivo, universalmente aceptado expondremos groso modo que el ideal científico, trata de ofrecer una explicación ordenada del universo conectando y haciendo encajar unos con otros, en relaciones de subsunción, los enunciados que constituyen el conocimiento adquirido.

Semejante organización es una condición necesaria para el cumplimiento de dos de las principales funciones de la ciencia, la explicación y la predicción, así pues, se acepta comúnmente que una hipótesis, en este caso la astrológica, puede revestirse con gala científica si posee en síntesis:

  1. Carácter explicativo (sea cual sea la clase de enunciado de que se valga) de la realidad que desea abarcar.
  2. Poder predictivo de los hechos que se derivarán de la aplicación de dicha hipótesis, en un campo determinado de la realidad, ya sea física “natural” o humana.

Para la primera de estas condiciones, cuenta la astrología con un amplio abanico de enunciados explicativos, que intentarán dar cuenta de la influencia de la realidad astral. Indudablemente la primera formulación que requiere una hipótesis, que pretendiera visos científicos, sería la de su implicación con lo real, esto es, la clase de fenómeno físico que la hace aparecer en nuestro campo material de observación.

Como es precisamente esta primera indispensable exposición, la que hemos visto eludida más insistentemente (como si la forma en que operasen los astros fuera de una claridad evidente o de un origen irremisiblemente inconocible).

De todos los textos conocidos por nosotros, vamos a proponer una nueva aunque ancestral hipótesis de la imagen del hombre como microcosmos.

No pretendemos dogmatizar, ya lo advertimos, sobre que esta sea la única y verdadera posibilidad de la influencia cosmos-hombre. Pero si nos parece una hipótesis lógica. En esta hipótesis nos seguiremos apoyando a lo largo de este trabajo, cuando intentemos dar cuenta del fenómeno, aspecto y derivadamente tránsito.

lun21dic

Aspectos menores en astrología. Sextiles

Escrito en astrologia, Definición

Semisextil 30º

Adquisiciones, situaciones con personas o lugares en las que se hace propio un derecho o una cosa, ganada o conseguida con el trabajo o el esfuerzo. Préstamos, obligaciones, cumplimiento de una promesa, tomas de posesión de algún lugar, cosa o nuevo asunto. Circunstancias que permiten tener alguna superioridad o ser mejores que otros, condición favorable con la que se supera a otros en ciertos periodos de la vida.

Semicuadratura 45º

Circunstancias que obligan a justificar acciones o pensamientos ante otras personas, obligación de demostrar la veracidad de nuestras capacidades o nuestro conocimiento, examen de cualquier tipo. Situaciones en las que sentimos recelos de que nos hagan daño y procuramos rehuir a ciertos lugares o personas por considerarlos molestos, irritantes o incómodos. Avisos a los que debemos dar pronta respuesta, fuertes inducciones o persuasiones muy directas, requerimientos. Exigencias, pretensiones desmedidas hacia lugares, personas o cosas, demandas imperiosas de otras personas que llegan a molestarnos. Temores, preocupaciones, fricciones nuevas consideraciones, meditaciones y reflexiones, pensar bien las cosas y prestar más atención. Angustias causadas por factores crónicos, como la rabia reprimida o impulsos de actuar sexualmente. Producción aumentada de adrenalina. Estimulación psicosocial..

Septil 52º

Sorpresas, situaciones o cosas nuevas que aparecen ante nosotros de manera desprevenida y provocan la sensación de maravilla, o de algo raro e incomprensible. Impresión inesperada o imprevista que nos crea admiración y quedamos asombrados e impresionados. Turbaciones, acontecimientos algo confusos, desconcierto que conmueven el ánimo. Situación desconcertante, asuntos que suponen un desorden que nos hacen decir o pensar las cosas sin la serenidad y el orden acostumbrado. Imprevistos, situaciones que no habíamos pensado con anterioridad y en las que no sabemos bien como responder a ellas. Olvidos se hacen presentes como asuntos que debiéramos haber resuelto con anterioridad. Situaciones en las que nos encontramos con ideas, cosas, lugares o personas que nos causan admiración y sorpresa. Depresiones

Sextil 60º

El sextil es un aspecto que no suele percibirse nivel externo, es un aspecto que actúa de manera más notable sobre el plano mental, sobre las ideas, aunque también se nota por el movimiento.

El sextil está ligado al simbolismo del seis o del hexágono y su resonancia lo asocia al simbolismo del planeta Mercurio, pues ambos tienen que ver con la comunicación por medio de las palabras. En el terreno de las acciones o de los acontecimientos se relaciona con todo aquello que conlleve intercambio y movimiento, todo tipo de comunicados o divulgaciones. También tiene que ver con los viajes cortos y los desplazamientos.

Los ritmos de sextiles se relacionan con los incrementos de actividad mental, los intercambios con los demás, el movimiento tendente a la acción, las compensaciones de las carencias, las percepciones de las oportunidades, las inducciones de la mente que mueven a idear, disponer de planes o medios para establecer proyectos.

Los sextiles nos hablan de pensamientos o propósitos de hacer cosas, inducen a idear, trazar, disponer de planes o medios para ejecutar una acción o una obra. En síntesis, expresa alto aprovechamiento de las situaciones, ideas o cosas, en colaboración con los demás, muy similar al significado del mundo del servicio o del trabajo.

El sextil se percibe, generalmente de manera mental, se relaciona con la capacidad de la mente para proyectar ideas, señala intenciones de comunicar. Por ello facilita la integración de la dualidad, ya que en el pensamiento se actúa de manera dual; por un lado se deja llegar una imagen ideal y por otro se realiza un análisis, es como si nos contáramos algo a nosotros mismos antes de expresarlo ante los demás. Es el elemento clave del intercambio entre dos, la manera de compensar la carencia y desarrollar lo que originalmente era de orden simbólico. Este armónico permite la diferenciación entre dos y la toma de conciencia de lo que hasta un momento determinado pertenecía al mundo de las abstracciones. También expresa, por su implicación con el mundo externo, la percepción de las oportunidades.

Las personas que tienen muchos sextiles son individuos que se ven impelidos realizar numerosos desplazamientos y un sinnúmero de trapicheos para ganarse la vida. También esconde una doble vida mental, por un lado son trabajadores mas o menos normales, pero en secreto mantienen una segunda actividad intelectual o social, mantienen de manera marginal relaciones grupales políticas, esotéricas, sociales o económicas.
Por ello las personas que tengan en su tema natal varios sextiles, será un tipo de individuo portador de nuevos mensajes, de mucha capacidad de movimiento y de alto nivel de comunicación.

Los sextiles se pueden manifestar como proposiciones, declaraciones o exposiciones razonadas que ponen en nuestro conocimiento asuntos, o ideas para inducirnos a adoptarlas. Son consejos para que obtengamos algún beneficio. Aumento de las aspiraciones acompañado de pretensiones o deseos de lograr algún cargo, dignidad o cosa que induce a realizar nuevos intentos. Sensación de tener las intenciones claras. De la voluntad brotan pensamientos o propósitos nuevos, es el año de los proyectos, cuando nos disponemos a idear, trazar, disponer de planes o medios para ejecutar una acción, una obra o un viaje.

sáb12dic

Las Casas astrológicas

Escrito en astrologia, Definición

El sistema de Casas divide el circuito zodiacal en doce sectores, son como un reflejo en la tierra o en el mundo, de los doce sectores celestes de los signos zodiacales y representan los doce escenarios de la vida humana.

Podemos imaginar un gran escenario circular dividido en doce sectores. En cada uno de estos escenarios se representa una parte de nuestra existencia. En uno de estos escenarios se escenifica la vida hogareña, en otro la vida laboral, en otro la sentimental, en otro la economía. En un escenario se nos ve comiendo, en otro durmiendo, en otro divirtiéndonos, en otros padeciendo y así se van configurando espacios escénicos donde podemos leer el reflejo de los ciclos celestes en la vida mundana.

Si imaginamos a las Casas como escenarios hay que pensar en los planetas como los actores. La posición de un planeta en una Casa, nos indica el sector específico de la vida a través del cual se producirá la manifestación más intensa del planeta en cuestión.

Los planetas en las Casas representan a los actores específicos que van a dar forma y sentido a cada una de las Casas de un tema natal particular, señalándonos lo que más se distingue y define el destino de una persona en relación con ese planeta.

La interpretación de los planetas en las Casas, nos introduce de lleno en los condicionantes originados en el mundo de cada persona que determinarán el destino de cada individuo y nos permite desentrañar los acontecimientos probables que influirán sobre el desencadenamiento de acontecimientos de la vida de individual, inclinándoles hacia un destino particular e irrepetible.

Los planetas en las Casas matizarán cada uno de los sectores de la vida. A través de la combinación planeta – Casa, podremos conocer el modo, la manera, la conducta y los medios de que se vale cada planeta para manifestarse, nos expresará los procedimientos o recursos de que dispone, las representaciones y las apariencias que adoptan en la vida de cada persona.

La lectura que realizaremos de cada uno de los planetas en las Casas, es muy similar a la observación que se podría hacer con las muñecas rusas, en las que cada vez que destapamos una, aparece en su interior otra de la que obtendremos diferente imagen, y que de nuevo, al abrirla contiene otra en su interior con un diseño diferente, y así hasta llegar a una escala o un tamaño muy sutil. Siguiendo el ejemplo, cada vez que “leemos” una muñeca, la destapamos y buscamos otra en su interior, de esta manera se va ampliando el abanico de la interpretación, que puede extenderse hasta donde alcance la creatividad analógica del intérprete.

vie11dic

Una hipótesis sobre la Astrología

Escrito en astrologia, Definición

Trataremos de explicar el “como de la influencia astral” -tanto en la vertiente psicológica, como en la de los hechos- Lo haremos partiendo de la idea de que el ser humano, no acaba donde su epidermis, sino un poco más allá. En lo que formaría una especie de huevo invisible salpicado de puntos traslúcidos que conforman un minifirmamento cóncavo. Una idea semejante aparece en la rama de la psicología bautizada con el nombre de “Proxemica” donde se dice que “el individuo no está limitado por su piel, sino que se desplaza dentro de una especie de burbuja personal”.

Esta imagen teórica puede vislumbrarse pensando en el ser humano dentro del seno materno, donde flota libremente en una especie de huevo cuyas paredes están formadas por unas membranas que no pertenecen al cuerpo de la madre, y que se pierden en el momento del parto, junto a la placenta (salvo en las contadas ocasiones en las que aparece el niño con zurrón, como vulgarmente se dice cuando nace el niño recubierto por esta membrana).

Según esta hipótesis astrológica, las características más sutiles de la última piel persistirían después del nacimiento, tendrían caracteres de aparato sensitivo. – Hay que recordar que durante el embarazo, el exterior, tanto sonidos como luminosidad, se perciben a través de esa piel. Transformándose en un importante foco de atención del nonato.

En el momento del nacimiento al perderse la parte material de se tejido, persistiría un campo de energía polarizado, cuyo eje central se halla en el interior del organismo. La parte exterior de esta “burbuja de energía” adoptaría un comportamiento similar al de una película de celuloide en la que quedarían negativizados todos los puntos radiantes de los cuerpos celestes en la posición relativa que ocupan en ese momento del nacimiento, de ahí la importancia para el astrólogo de conocer el lugar y momento preciso del nacimiento.

Si tratásemos de repetir una fotografía en una calle céntrica y concurrida, nos encontraríamos en una situación similar, pues a cada momento se producirían nuevas variantes.

En esta burbuja quedarían grabados como negativos traslúcidos los puntos o discos de todos los cuerpos celestes que emiten radiaciones y que luego seguirán un ritmo o formarán un ciclo, y como se trata de un campo de energía, queda polarizado, siempre mantiene una misma posición en los sentidos norte-sur, arriba-abajo. Permaneciendo toda la vida en la misma posición relativa respecto al firmamento real.

Sistema Ptolemáico o geocéntrico

Con este esquema se puede comprender porque en astrología se utiliza el sistema astronómico ptolémaico o geocéntrico -esto es, en los cálculos para conocer las posiciones planetarias de un natalicio, se coloca al ser humano como centro del universo, o a la Tierra como lo más próximo a él, y no al Sol o centro de la galaxia alguna, para el astrólogo serio, el núcleo universal es cada ser humano y existen tantos núcleos como seres con conciencia de serlo.

El ser humano como microcosmos

Esta imagen del hombre dentro de un huevo, de una esfera, un circulo o una burbuja, no es ninguna novedad, pues se conoce desde tiempos muy antiguos y representa al ser humano como un microcosmos, una repetición invertida del cosmos, cumpliéndose así el postulado hermético de “lo que está arriba es como lo que está abajo”. Aceptando esta hipótesis podemos ver al ser humano no sólo como un conglomerado orgánico, sino además como un cúmulo de energías ligado al resto del cosmos.

En medicina se estudia al ser humano como un organismo material diferenciable, diseccionable en sistemas o aparatos, como el sistema circulatorio, el nervioso, el aparato digestivo, etc., todos ellos se hallan implicados entre sí formando la totalidad del organismo material. Pero aparece un vacío cuando se habla del aparato psíquico, a pesar de que lo definen como una superestructura situada “sobre el organismo fisiológico”.-

En astrología centramos el estudio del ser humano como un campo de energía relacionado con los cuerpos celestes, y asociamos este cuerpo energético a la estructura anímica, y de acuerdo con Jung, consideramos al ser humano como una totalidad interdependiente de tal manera que se puede incidir sobre la parte anímica o energética a través de lo orgánico o viceversa.

Este cuerpo energético invisible al ojo humano (pero fotografiable haciendo uso de la cámara Kirlian), estaría en relación al sistema nervioso, como este lo está respecto al resto del organismo, de manera que cualquier influencia externa sobre el cuerpo energético se dejaría sentir sobre el sistema nervioso y a su vez este lo transmitiría al resto del organismo.

En astrología comprobamos que los cuerpos celestes dejan notar sus influjos en el cuerpo energético humano, a través de sus emisiones cíclicas de radiaciones luminosa y magnéticas, -por citar radiaciones conocidas.

La falta o el exceso, la rapidez o la lentitud de alguno de estos influjos, altera el cuerpo energético y por lo tanto el psiquismo, desencadenando alteraciones en el sistema nervioso y a continuación en el organismo y en el destino individual.

mié09dic

Los patrones de conducta en los signos zodiacales

Escrito en astrologia, clasificacion, Definición

Los seres humanos tendemos a adoptar patrones de comportamiento que no sólo dependen de la influencia de la educación recibida de los padres y educadores. Los patrones de conducta no obedecen exclusivamente a la cultura en la que nos desarrollamos o a la religión que profesamos, además existen unos patrones de conducta astrológicos que nos afectan de manera muy especial.

Consciente o inconscientemente cada uno de nosotros tendemos a seguir unas pautas de conducta que son comunes a un grupo de personas. Tal como ocurre en psicología cuando se dice que hay individuos que adoptan un patrón de conducta denominado complejo de Edipo, no importa la nacionalidad, ni el idioma, ni su nivel cultural, ni el color de su piel, ni sus creencias religiosas. El complejo de Edipo es un patrón de conducta psicopatológico que se extrae de un antiguo mito griego y que todos conocemos. Una vez diagnosticado este patrón de conducta se pueden presagiar pautas de comportamiento de todo el grupo de individuos que lo padece.

Al igual que en Psicología, en Astrología disponemos una variada gama de patrones de conducta que nos permiten realizar pronósticos sobre las pautas de comportamiento de diferentes grupos de personas, basándonos en la posición de los planetas en el momento de su nacimiento, en especial de la posición del Sol en el instante de nacer.

De la variada gama de patrones de conducta astrológicos, los modelos más populares y conocidos son los que se corresponden con los doce signos zodiacales. Estos modelos o patrones difícilmente se puede aplicar al completo en un sólo individuo, pero nos permiten describir doce maneras puras de comportamiento o doce patrones de conducta primarios pero fundamentales, pues representan el fondo del cuadro de la vida de cada persona.

Cada signo zodiacal es como un contenedor de patrones de conducta. La posición del Sol en el instante de nacer, nos permite saber cuál será el patrón de conducta de fondo de cada grupo de individuos y aunque no hay dos personas iguales, ni siquiera los hermanos gemelos, los modelos de conducta celestes dejan una huella profunda en el comportamiento humano.